Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en el contenido
peliculas
escuelas
act_especiales

Festival

EDITORIALES

  • Florencia Santucho
  • Bloque de Trabajadorxs Migrantes
  • Roberto Pérez Rocha
  • doxs!
  • FiSahara
  • Malena Bystrowicz
  • Luis Leguizamón

Florencia Santucho

Directora

Esta 19° edición del Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos redobla la apuesta del formato virtual y pone en el centro del debate la identidad migrante, justo ahora, cuando la movilidad se ha limitado por un virus que denota la fragilidad del ecosistema saqueado por un paradigma societal excluyente y no sostenible. Sin embargo, el desplazamiento poblacional a nivel mundial aumentará a causa del hambre y la emergencia ambiental.

La necesidad del ser humano de moverse, circular, transitar, exiliarse, desplazarse individual o colectivamente para mejorar la situación de origen, persiguiendo deseos y complicidades, es un fenómeno común a todas las eras y áreas del mundo.

Los movimientos migratorios se han ido transformando a la par de la globalización, tejiendo redes complejas de relaciones que conectan las comunidades en países de origen con las de tránsito y las de destino. 

Estos procesos, combinados con el creciente avance de las tecnologías de la comunicación y el acceso a los dispositivos móviles, han favorecido, respecto del pasado, el intercambio entre diferentes realidades socioculturales.

Nuestras identidades individuales y colectivas se van reformulando en una dimensión transnacional y transfronteriza. Ya no hay un ser de aquí o de allá, somos de aquí y de allá a la vez. 

Los ciclos migratorios se han vuelto circulares, ello nos permite reencontrar en las huellas que han dejado les ancestres en nuestra memoria, las raíces necesarias para la re/deconstrucción identitaria presente.

En esta edición, daremos visibilidad a las narrativas de las personas que emigran por razones económicas, culturales, por discriminación o persecución, así como de las desplazadas o refugiadas por conflictos armados o cuestiones ambientales y de quienes heredan una pertenencia socioterritorial. Pondremos particular atención en las historias de resiliencia y resistencia cultural de los pueblos originarios, las comunidades afro, las personas LGBTIQ+,  las mujeres y les niñes.

Los movimientos sociales, como el Bloque Migrante que nos acompaña en esta presentación, denuncian que la falta de acceso a derechos sociales, la estigmatización y criminalización, la violencia policial e institucional, están entre los principales efectos de la xenofobia, el racismo y la invisibilización de las personas racializadas, migrantes y refugiadas. Todo ello se agrava por cuestiones de género y diversidades.

Desde el FICDH, tenemos el compromiso, por medio del cine, de descolonizar la mirada dando protagonismo a las raíces en movimiento en su vínculo con las identidades, el territorio y la memoria activa.

COMPARTÍ EN TUS REDES
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Melina Sánchez Rincón

BTM-Bloque de Trabajadorxs Migrantes
Regularización Ya

“Migrar no es un delito, migrar es un derecho humano”. Bajo esta consigna se alzaban las voces de cientos de personas que caminábamos desde la Casa Rosada hasta el Congreso Nacional la tarde del jueves 30 de marzo de 2017, en lo que decidimos llamar el Primer Paro Migrante en Argentina.

Las organizaciones de migrantes y refugiades, junto a otras de derechos humanos, veníamos alertando sobre el incremento de la vulneración de nuestros derechos debido a la adopción del DNU 70/2017. Este decreto modificaba la Ley Nacional de Migraciones N° 25871, a fin de que la misma se enfocara en la detención y expulsión de migrantes en vez de facilitar la regularización de niñes, adolescentes y sus familias. Con la complicidad de este decreto, la opinión pública sembraba el pánico social de “los de afuera vienen a llevarse el trabajo”, “las cárceles están llenas de extranjeros” y se resucitaba así entre nosotres el fantasma de la Ley Videla de 1981 -anterior ley de migraciones-, situación fogoneada también por otros gobiernos que, en una punta levantaban un muro anti migrante y al mismo tiempo en la otra, criminalizaban los cuerpos que se apilaban en sus costas mediterráneas.

Hoy se habla de la “crisis de la migración”, pero sabemos que lo que está verdaderamente en crisis es el racismo biologicista, ese que el cuerpo migrante pone en tensión al cruzar la frontera del estereotipo del habitante “blanco y civilizado” que puede circular por las grandes ciudades, únicos habilitados para ocupar el espacio público.

Migrar es una práctica comunitaria ancestral, una herramienta de supervivencia, pero sobre todo, responde a esa característica tan humana que iguala a la razón: el deseo. A les migrantes siempre se nos pregunta qué hacemos aquí, pero casi nunca se nos invita a contar qué dejamos en el allá. Y es que ese allá es tan único y a la vez tan universal que la migración perdería entonces lo extraño, lo extranjero. ¿O acaso todes no tuvimos alguna vez un sueño de fuga? La fuga de esa familia violenta, o la de un cuerpo que al nacer la sociedad le dijo lo que debía sentir, la fuga de esa montaña de una infancia que ya no ilumina el río sino la luz de los drones de las mineras, la fuga de unas barrancas bermejas por el sol y por las líneas del fuego cruzado.

Todas esas fugas posibles seguro nos sorprenderán en esta nueva edición del Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos (FICDH), porque sabemos que en el cine hay un aliado para crear conciencia sobre las violencias a la que los estados nos someten, especialmente a les niñes, mujeres y transexuales, cuando nos niegan el derecho a la identidad del lugar donde vivimos, trabajamos y crecimos. 

¡Regularización ya de todas las personas migrantes!

COMPARTÍ EN TUS REDES
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Roberto Pérez Rocha

Fundador y director de Films 4 Transparency
Director en Transparency International

Films 4 Transparency
Festival Internacional de Cine Anti-Corrupción y Red de Impacto

Films 4 Transparency (F4T) es tu espacio para ver documentales de todo el mundo centrados en las causas y consecuencias de la corrupción en todos los ámbitos de la vida, como el medio ambiente, los derechos humanos, la justicia social y sobre género. F4T pretende resaltar, principalmente, las historias de lucha de aquellos que, siendo minorías y grupos desfavorecidos, son afectados por la corrupción. 

Asimismo, busca inspirar mostrando el trabajo de directores que se involucran íntimamente y muestran cómo un individuo o una comunidad puede defender sus derechos, y así generar cambios que resultan positivos para todos. 

F4T es un vehículo único para la reflexión y el debate crítico. Es una iniciativa de Transparency International, la coalición global que lucha por la transparencia y contra la corrupción. 

Ojos que ven, corazón que siente: el cine es la herramienta más efectiva para concientizar, construir puentes solidarios y fomentar la acción colectiva, desde lo local hasta lo internacional. Por esto, creemos en la necesidad de utilizar festivales y muestras de cine para educar y transmitir los valores de integridad y la transparencia como un bien común indispensable para nuestro futuro. 

Caminar juntos para llegar más lejos: desde su primera edición oficial y por medio de las ediciones especiales, F4T ha logrado fuertes alianzas con otros festivales, fundaciones, agencias de gobierno, organismos internacionales y organizaciones ciudadanas de diferentes partes del mundo.  En este caso, nos enorgullece la alianza con el FICDH, con quienes hemos colaborado ya desde varias ediciones pasadas. 

Films 4 Transparency es el primer y único festival internacional que pone el tema de la corrupción y sus efectos como el objetivo temático y como herramienta para conectar a la sociedad civil con los sectores público y privado a fin de resolver este problema común.

COMPARTÍ EN TUS REDES
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

doxs!

Festival de documentales para niñes y jóvenes

Como uno de los pocos festivales de cine dedicados a documentales para niñes y jóvenes, doxs!, que se realiza todos los años desde 2002 en el marco del reconocido festival Duisburger Filmwoche, colabora con esta misión tan especial.

doxs! presenta documentales europeos contemporáneos para generar un diálogo profundo entre realizadores y el público joven. El programa del festival se centra particularmente en estéticas inteligentes y discursos actuales que llamen a la reflexión crítica y apunta al grupo etario comprendido entre los cuatro y los dieciocho años, con énfasis en temas como la identidad, la diversidad, y los desafíos personales o historias coming-of-age.

El festival reconoce el impacto político y educativo del documental mediante la entrega del premio GROSSE KLAPPE, un galardón europeo que es posible gracias a una donación del Centro Federal de Educación Cívica y que incluye la distribución fuera de salas de cine en Alemania. Como miembro de la Asociación europea de cine para niños y jóvenes (ECFA, por sus siglas en inglés), doxs! entrega el Premio al documental ECFA y se mantiene en permanente contacto con sus aliados europeos. El trabajo de doxs! abarca todo el año, ya que apoya a escuelas y salas de cine con su programación y realización documental. Desde doxs! se le da especial importancia a que el público joven tenga una participación activa: durante el desarrollo del festival se realizan rondas de preguntas y respuestas con realizadores y docentes, los estudiantes arman su propio programa y un jurado joven elige al ganador del premio GROSSE KLAPPE.

Además, el festival desarrolla constantemente nuevos proyectos piloto, que marcan el ritmo y rompen el molde. En colaboración con canales de televisión, se han creado iniciativas como “doku.klasse”, un trabajo conjunto con ZDF/3sat, para apoyar a les realizadores. Junto al Instituto Goethe, doxs! ha producido el paquete de películas “Young Heros”, con el que estas obras alcanzarán un público internacional.

www.do-xs.de

COMPARTÍ EN TUS REDES
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

FiSahara

El FICDH abre una ventana al Sáhara

FiSahara y FICDH les dan la bienvenida a la ventana al Sáhara y les invitan a conocer el conflicto olvidado del Sáhara Occidental, antigua colonia española en el nNorte de África que hoy, tras 45 años bajo ocupación militar de Marruecos, está pendiente de descolonizar.

Fruto de un largo hermanamiento entre el FICDH y el Festival Internacional de cine del Sáhara, esta sección ofrece proyecciones, debates y participación en la sección de escuelas y en el jurado. 

Hace 20 años el cine apenas existía en el Sáhara, cuya cultura milenaria es de tradición oral. En 2003 el pueblo saharaui exiliado unido al español estrenó la primera edición de FiSahara en los campamentos de refugiades en Argelia, uno de los lugares más remotos e inhóspitos del planeta. Gracias a un pueblo capaz de convertir la adversidad en oportunidad, FiSahara ha celebrado 14 ediciones más.

Hoy el cine es una de las principales herramientas del pueblo saharaui para visibilizar su lucha por la autodeterminación y preservar su cultura e identidad. A través de formaciones de FiSahara y la escuela de cine Abidin Kaid Saleh, la primera generación de cineastas saharauis crea una cinematografía propia; un cine revolucionario y liberador. 

Las tres películas parten de las miradas de saharauis ubicades en diferentes puntos geográficos en el conflicto, reflejando su realidad fragmentada. 

En el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos, estado policial y agujero negro de la información, jóvenes videoactivistas filman la represión desde la clandestinidad conscientes de que sus imágenes ofrecen la única ventana al mundo (Tres cámaras robadas). A lo largo del inmenso muro construido por Marruecos que divide el Sáhara Occidental, una mujer desminadora se enfrenta a diario a la muerte mientras desactiva explosivos (Mutha y la muerte de Ham-Ma Fuku). Y en el corazón del desierto, varias generaciones de mujeres que huyeron de la invasión marroquí construyen los campamentos de refugio sin saber que 45 años más tarde todavía se encontrarían allí (Toufa).

¡Gracias, Shukran!

COMPARTÍ EN TUS REDES
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Malena Bystrowicz

Coordinadora de Programación
Foco Afro | Foco Mediterráneo

Decidimos poner la mirada en las comunidades afro, una perspectiva específica y al mismo tiempo muy amplia. Aparecen miles de temas en torno a la palabra “Afro”: la cultura, la negritud, el colonialismo, el racismo, las diásporas, las luchas, las identidades, sólo en Argentina tenemos desde la comunidad caboverdiana, que está hace más de 130 años, hasta las senegalesas, quienes fueron llegando en la última década.  

Resulta inabarcable, la diversidad, y es dificilísimo representarlas a todas. Creemos que es muy necesario fomentar la realización de películas que aborden estas temáticas en primera persona con el punto de vista de las mismas comunidades y organizaciones.

Desde el Festival nos propusimos hacer foco en las identidades afro, como un intento de aportar desde el cine a romper con la estructura racista que existe en nuestra sociedad y que sistemáticamente excluye, invisibiliza, negando a les africanes y a les afrodescendientes.

Las películas que el equipo de programación seleccionó para este foco son: Ethereality, dirigida por Kantarama Gahigiri, una afrodescendiente nacida en Suiza que utiliza la metáfora de un astronauta para simbolizar la sensación de extranjerización que sufre su comunidad en Europa. Aïcha, un pequeño cortometraje dirigido por dos jóvenes alemanes que tienen una mirada autocrítica a su lugar de privilegio. Refleja el contraste cultural y nos llama a reflexionar sobre la identidad, la migración y la discriminación. Y Softie, dirigida por Sam Soko, filmada en Kenia, protagonizada por una familia que intenta desde la política luchar por un mundo más justo. 

Quedan muchos temas pendientes pero estoy segura que este foco llegó para quedarse porque desde el Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos decidimos generar el espacio necesario para dar lugar a los discursos, las luchas, las imágenes y las culturas como parte de nuestras raíces y también de nuestros frutos. 

Este es el tercer año consecutivo en el que el FICDH decide hacer foco en el Mar Mediterráneo como territorio donde se debaten y se vulneran los derechos humanos. Este año en particular, en el que la temática central del Festival son los derechos de las personas migrantes, el Mediterráneo es uno de los protagonistas. 

Esta gran masa marina une tres continentes: Europa, Asia y África y es naturalmente un espacio de migración, comercio e intercambio desde el principio de la historia. Hoy, miles de personas se sumergen con sueños de una vida mejor, escapando de la guerra y el hambre pero lamentablemente ese sueño suele convertirse en pesadilla, ya que se encuentran con que el privilegio de una vida segura es cada vez para menos personas. Los límites territoriales se hacen valer a la hora de excluir a las personas, pero se desdibujan cuando se trata de negocios multinacionales o de invasiones para explotar recursos naturales. El tema de la migración es quizás uno de los más fuertes del siglo XXI, las personas migrantes sufren situaciones de mucha injusticia, atravesando fronteras que no son solo físicas, son también económicas, culturales, racistas y discriminatorias.  

A través de 3 títulos intentamos dar un pantallazo de esta parte del mundo: 13.000 km de Siria, un estreno argentino de Fernando Lojo, que cuenta la vida de una familia que llegó huyendo de la guerra en Siria y debe adaptarse a un país totalmente diferente. 

The Milky Way de Luigi D’Alife, una bellísima película Italiana donde se ve muy de cerca la travesía de sortear la frontera, con una estética que combina documental con animación y una conmovedora narración. Y The Scarecrows, película tunecina dirigida por Nouri Bouzid, con una clara perspectiva de género sobre esta problemática.

COMPARTÍ EN TUS REDES
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Luis Leonardo Leguizamón

Coordinador sección Escuelas

El mundo tal y como lo conocíamos ya no existe. Lo que era es algo nuevo, y en esta nueva normalidad, en la que contamos con más información y herramientas que el año anterior, el 2021 nos desafía a sacar lo mejor de nosotres como sociedad. La pandemia no terminó y debemos seguir cuidándonos y cuidando a lxs más vulnerables. Es por eso que desde este espacio les invitamos a reflexionar sobre nuestras acciones y cómo influyen en lxs demás. 

Este año la sección Escuelas vuelve a ampliar su oferta para les jóvenes. Por eso, a la tradicional programación de cortometrajes nacionales e internacionales realizados por niñes y jóvenes, se sumarán talleres y charlas que contarán con la participación de profesionales internacionales, con la intención de brindar herramientas a quienes desean usar las artes audiovisuales como medio de expresión y experimentación. Invitamos a docentes y referentes comunitarios a participar de estos encuentros, para luego replicar estas experiencias con aquelles jóvenes que no cuentan con conexión o equipo para poder asistir virtualmente. A elles les pedimos perdón y seguiremos luchando desde este espacio para que la brecha de desigualdad se acorte.

También celebraremos el décimo aniversario del programa Jóvenes y memoria con una programación especial en este marco. Le agradecemos la colaboración de cada año, acercando escuelas y docentes a este espacio.  

Creemos en el cine como herramienta de lucha y transformación, por eso, desde la sección Escuelas, intentamos aportar conocimientos en este arte para que les chiques puedan crear las piezas que deseen, trabajos que reflejen lo que sienten y viven. Pasan los años y vemos la evolución de sus cortos y cómo su ojo crítico se agudiza. Es por eso que reivindicamos esta sección como un espacio de intercambio y aprendizaje en el que les jóvenes se involucran con la libertad para denunciar, a través de sus producciones, las realidades en las que viven.

COMPARTÍ EN TUS REDES
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin